Return to Home Page
Asociación Mundial Para La Esquizofrenia Y Enfermedades Relacionadas
Los trastornos Acerca de WFSAD Alianza Latina Historias Actividades
Publicaciones Recursos Estigma y Discriminación Contáctanos Inicio
English Franćais

PUBLICACIONES

 

Únase/Done

Panfleto No. 15:

Esquizofrenia: Tratando una crisis

Cuando un familiar tiene esquizofrenia o un trastorno afectivo mayor, tarde o temprano sufrirá una crisis grave. Cuando esto suceda hay ciertas acciones que uno puede realizar para reducir o evitar un desastre. Lo ideal es revertir cualquier empeoramiento de los síntomas psicóticos (psicótico significa estar fuera de la realidad) y/o reducir el pensamiento alucinatorio (creer que tienes millones en el banco o que tienes poderes divinos, ambos ejemplos de pensamiento alucinatorio). En ese momento debes proporcionar inmediata protección y apoyo a la persona enferma.

Muy raro, si es que ocurre alguna vez, es que la persona pierda totalmente el control de sus pensamientos, sentimientos y conducta. Los familiares o amigos íntimos generalmente se darán cuenta de una serie de comportamientos que causan más y más preocupación: falta de sueño, preocupación ritualística por ciertas actividades, ponerse sospechoso, arranques inpredecibles, comportamiento muy extravagante, etc

En estas etapas precoces, a veces se puede prevenir una crisis a toda orquesta. Suele suceder que la persona no ha tomado sus medicamentos. Si sospechas esto, trata de conseguir que tu familiar visite al médico. Si no resulta (y mientras más psicótica esté la persona menos probable es que acceda) debes contactar al médico por teléfono o dejarle una nota en su consulta para que te indique qué hacer.

También debes aprender a confiar en tus sentimientos intuitivos. Si realmente estás asustado/a la situación requiere acción inmediata. Recuerda, tu principal deber es ayudar al paciente a recobrar el control de sí mismo/a. No hagas nada que agite o empeore la situación.

Te puede ayudar el saber que la persona probablemente está aterrado/a de su propia pérdida de control de sus sentimientos y pensamientos. Peor aún, las "voces" que oye pueden estar dándole órdenes de amenaza vital. En la mente del afectado los mensajes pueden estar "llegándole desde las lámparas de las paredes, la sala puede estar llena de humo venenoso, puede ver serpientes trepando por la ventana".

Acepta el hecho que la persona está en un "estado de alteración de la realidad". En situaciones extremas, la persona puede "representar" las alucinaciones, por ejemplo romper las ventanas para destruir las serpientes que "ve". Es fundamental que te mantengas calmado/a. Es absolutamente imperioso que tu familiar reciba atención médica. Mientras esperan que llegue la atención médica (o antes de intentar llevar a tu familiar al hospital) pueden serte útiles las siguientes sugerencias:

Recuerda que no puedes razonar con una psicosis aguda.

No demuestres irritación ni ira.

No amenaces. Esto podría ser interpretado como un juego de poder y por lo tanto aumentar la conducta agresiva.

No grites. Si la persona psicótica parece no escuchar no es que él o ella esté sordo/a. Están interfirinedo las "voces" o los pensamientos delirantes.

No critiques. Sólo empeoraría las cosas, no las puede mejorar.

No tengas disputas con otros familiares acerca de "mejores estrategias"o acerca de quén tiene la culpa. Este no es momento de demostrar que tienes la razón en algun punto.

No tientes engañosamente a la persona a que cumpla amenazas locas, las consecuencias pueden ser trágicas.

No te pares frente a la persona si él o ella está sentado/a. En vez, siéntate tú.

Evita la mirada directa y mantenida y evita tocar a la persona.

Cumple todas las solicitudes que te haga siempre que no sean peligrosas ni que estén fuera de lo razonable. Esto le dará al afectado la oportunidad de sentir que hasta cierto punto "está en control".

No obstruyas la salida. Sin embargo, trata de ponerte entre tu familiar y la puerta de salida.

Disminuye las otras distracciones inmediatamente, apaga la radio o la televisión.

Demuestrale y expresa comprensión de lo que le está pasando a tu amigo/a o familiar.

Habla tranquilamente, en forma simple y firme.

Si el episodio psicótico involucra violencia, tal vez no haya tiempo para hacer todo lo antes dicho. No dudes en llamar a la policía. Cuando les llames diles que tu familiar tiene esquizofrenia. Explícales lo que está pasando y que necesitas la ayuda de la policía para obtener tratamiento médico y controlar la conducta violenta. Instruye a la policía que no lleguen mostrando armas. Si estás solo/a asegúrate de contactar a alguien que pueda venir y estar contigo hasta que llegue la policía. Debe comunicársele la situación al médico que ha estado a cargo de la atención de tu familiar lo antes posible.

Dado que las crisis suelen ocurrir sin aviso previo, debe tenerse un plan de acción antes que suceda. Llama al cuartel de policía local y avísales que tu familiar tiene esquizofrenia/depresión y que a veces puede actuar de maneras extrañas. Que sepan los vecinos y amigos íntimos que puede que los llames en caso de urgencia si es que las cosas se salen de mano. Luego haz una lista de los nombres, direcciones y números de teléfono de estas personas especiales y siempre tenla a mano, Si surge una crisis estarás preparado/a. (No tendrás que preocuparte de tus mascotas, de los otros niños, etc., si tienes a quién llamar).

Cuando hayas pasado por una crisis, tu familia puede tratar de averiguar las causas. Es normal que la gente quiera explicaciones. Es importante que la familia no se culpe a sí misma, a la persona afectada ni a nadie por la conducta del enfermo. Se sabe muy poco porqué se producen las crisis y porqué la violencia puede ser tan impredecible. Tomar los medicamentos en forma continuada reduce considerablemente el riesgo de recaidas y posibles crisis. Evitar el consumo de alcohol también reduce significativamente la violencia.


ASOCIACIÓN MUNDIAL PARA LA ESQUIZOFRENIA Y TRASTORNOS RELACIONADOS
(WORLD FELLOWSHIP FOR SCHIZOPHRENIA AND ALLIED DISORDERS)
19 MacPherson Avenue, Toronto, Ontario, M5R 1W7, Canadá
 

© 1997-2009 World Fellowship for Schizophrenia and Allied Disorders